Esta circulando en la redes sociales un texto según el cual yo había afirmado que "por denunciar las injusticias del gobierno han retenidos los ingresos de los misioneros". El texto se refiere a una homilía de la fiesta de Pentecostés del 9 de junio del 2019 en la Iglesia de Jardines de la parroquia Guadalupe.No es un escrito original mío sino el texto que alguien escribió después de escuchar la homilía y lo subió a las redes sociales. Quiero aclarar que en ningún momento el Gobierno ha impedido o retenido la entrada de misioneros. Únicamente ha habido a veces algunas dificultades y retrasos en la tramitación de residencia por diversas causas. A ningún misionero, que yo sepa, se le ha impedido o retenido la entrada o ingreso al país.

Monseñor Ángel Garachana