En su caminar de 25 años como pastor de nuestra diócesis de San Pedro Sula, nuestro obispo Ángel Garachana ha renovado la aprobación de movimientos que ya existían y ha aprobado algunos nuevos que han surgido. Él ha insistido en la integración de las asociaciones y movimientos en la diócesis o la iglesia local en sus líneas pastorales y en sus organismos de comunión y misión.

En la diócesis contamos con la riqueza de varios movimientos y asociaciones que evangelizan utilizando diferentes metodologías.

Asociación de Damas Católicas ADAC : Tiene presencia en nuestra diócesis con la Rama María Auxiliadora que nació hace más de 20 años. El cuarto miércoles del mes y a través de la venta de tarjetas, que es su método de evangelización se reúnen entre 150 y 300 personas entre hombres y mujeres  para participar en la dinámica de acoger a cada uno de los presentes. La agrupación es sin fines de lucro y cuenta con la aprobación de la Iglesia. 

Cada una de las integrantes tiene el compromiso de tener una vida espiritual y sacramental en armonía con lo que se predica en la Iglesia, tener formación cristiana y estar unida al servicio en su comunidad.

La Escuela de Evangelización San Andrés (EESA):Esta en más de 70 países, comparten la visión de formar evangelizadores para la nueva evangelización, desarrollando una Metodología activo-participativa en un programa de 21 cursos enfocados en los fundamentos de la vida cristiana, herramientas para evangelizar y formar formadores de evangelizadores. Su misión: Llevar "Pedros" a Jesús que sirvan, prediquen y amen al Señor Jesús más y mejor que nosotros mismos (Jn 1,41-42).

En San Pedro Sula actualmente se lleva el programa de Formación San Andrés en la parroquia La Santa Cruz de La Tara. Fundada por el padre José Julio Gómez en el año 2005. Su principal objetivo es llegar a todas las parroquias de la Diócesis para que cada una de ellas tenga esta herramienta evangelizadora con los métodos de la Nueva Evangelización, nuevo ardor y nueva expresión.

La Renovación Católica Carismática llega a la diócesis en 1971 bajo la coordinación del padre Enrique Silvestre. Su primera sede en San Pedro Sula fue en la parroquia San Vicente de Paúl (1971), en 1979 se extiende a la Catedral, en 1980 llega a la parroquia San José, a un humilde hogar que abre sus puertas y le nombra a su grupo de oración “Ríos de Agua Viva”, convirtiéndose posteriormente en una comunidad formada, llena de dones y carismas que ha crecido hasta el día de hoy con 36 comunidades, 13 formadas y  23 en formación; un aproximado de 500 servidores y 167 grupos de oración entre todas las comunidades.

Comunidad Contemplación y Vida: Está compuesta por personas y grupos de oración que se comprometen a vivir y renovar la dimensión contemplativa del Evangelio en la vida cotidiana, por medio de la práctica regular de la Oración Centrante, como un camino a la contemplación. Nació el 08 de diciembre del 2012 y Monseñor Ángel  Garachana autorizó la inscripción oficial como movimiento de la Diócesis de San Pedro Sula en junio 2013. El tercer jueves de mes por la noche tienen su reunión general abierta en el Seminario Menor Santiago Apóstol, donde asisten todos los miembros de los grupos y sus invitados, reciben enseñanza y dan testimonio del camino espiritual.

Pie de Foto

Mons. Ángel en la Asamblea Diocesana de Movimientos junto al padre Enemecio del Cid, responsable de la Comisión Diocesana de Movimientos.